viernes, 16 de mayo de 2008

La caprichosa obsesión de Gwyneth Paltrow

Sólo hay dos alimentos que capaces de romper la estricta dieta macrobiótica de la actriz Gwyneth Paltrow: las galletas y el queso. "Hago galletas de chocolate y me las como aunque luego me siento mal conmigo misma porque tienen azúcar", se lamenta Paltrow, que afirma que no suele comer productos lácteos a excepción del queso porque le "encanta".

La mujer de Chris Martin, líder de Coldplay, está obsesionada con sus dos pequeños caprichos porque ha asegurado que le cuesta perder peso desde que dio a luz a su hijo Moses, de dos años. "Engordé 15 kilos durante el embarazo. He perdido 7,5 kilos, pero me resulta muy difícil deshacerme de los últimos 7,5. No me importaría tener las tetas grandes, pero es que se me ha puesto un michelín en el estómago y un culazo de postparto", se queja la escultural Paltrow.

(Fuente)

Blog Archive

Archivo